Menu

Túnez

Un proyecto, seis expectativas

tunez_expectativas_portada

Cuando empezamos el Máster en Periodismo de Viajes no sabíamos dónde nos depararía ni qué podríamos esperar de semejante sueño. Tras unos meses de curso, cuando la brújula apuntó a Túnez como nuestro destino, ahí sí, empezamos a crear un montón de expectativas.

A partir de aquí, empezamos a idear el proyecto que desarrollaríamos sobre el país. Y así fue como nació el Diccionario Tunecino. Un libro en el que daremos a conocer información sobre la cultura y la historia de Túnez, usando 28 palabras –una para cada letra del alfabeto árabe– definidas con la ayuda de historias cortas y personales, en que vamos dar voz a los propios tunecinos.

Ahora, si un simple viaje de vacaciones ya genera ansiedad, imagínate un viaje que se va a volver en un libro. Es por esto que, para enseñarte las expectativas sobre nuestro viaje a Túnez, hemos hecho un pequeño juego en el que cada uno ha elegido una palabra que, en su opinión, expresa mejor toda esta mezcla de sentimientos. ¡Acompáñanos!

LEGADOAbel de Médici

Cartago – imagen de drahunkas/pixabay

Como amante de la historia, Túnez es un destino que me llamó la atención desde el principio (si bien era sólo mi segundo favorito…), al haber visto pasar muchas culturas tanto autóctonas como foráneas que a veces se han sustituido y otras se han fusionado. “Hubo una ciudad antigua, Cartago, (…) opulenta y bravísima en el arte de la guerra. Es fama que Juno la habitaba con preferencia a todas las demás ciudades”, nos dice la Eneida. Ahora sus ruinas y también las de Roma, su gran rival, abandonadas ambas por sus dioses, constituyen uno de los grandes atractivos turísticos del país. Es una ironía cruel de la Historia que de la muerte y el abandono nazca después la prosperidad, igual como la naturaleza reclama la ahora tan famosa Chernóbil. Tal vez el mensaje que me transmite Túnez es que el poder y la gloria acaban siendo ruinas sumergidas por el río del tiempo mientras las personas siguen, generación tras otra, nadando en él para mantenerse a flote.

DESAFÍOCarla Fernández 

Tunez_mujer__AmineGHRABI-flickr

Mujer tunecina en medio a manifestación – imagen de Amine Ghrabi/flickr

La verdad es que nunca estuvo en mis planes conocer Túnez. Quizás por un tema de gustos, de prioridades diferentes o, incluso, por falta de información, este país del norte de África no se había asomado a mi amplio radar de lugares por conocer. Pero el azar quiso que este sitio, que hace pocos meses era totalmente ajeno a mí, se transformara en un destino que sin duda marcará mi vida. Al escribir estas palabras, y pensar en lo cerca que está el viaje, tengo una mezcla de sensaciones: nervios, alegría, a ratos un poco de incredulidad, pero principalmente ansias por comenzar esta aventura. Conocer la República Tunecina en la voz de los locales y posteriormente plasmar esos testimonios para dar vida al diccionario es un desafío personal y profesional, que espero que como Cartelera Nómada podamos sortear con éxito. Sólo me resta decir: Túnez ¡allá vamos!

FINAL/INICIODavid Muñoz 

No espero nada y lo espero todo. Es la primera vez que viajo fuera del continente europeo y las historias sobre África me intrigan. Por lo visto, ahí viven en otra dimensión, alejados de la tecnología y la cera depilatoria. Beben agua con tifus y desayunan huevos con salmonela. Se comen entre ellos. He oído de todo, pero creo que solo son historias de terror que cuenta el hombre blanco para preservar su poder. En mi casa también vivo alejado de la cera depilatoria. A lo mejor nos parecemos más de lo que nos quieren hacer creer, y eso es lo que espero que pase. A su vez, no puedo esperar nada, pues tengo unas imágenes tan distorsionadas del continente africano que dudo que vayan a cumplirse. Vamos, espero que no se cumplan o volveré a casa con una diarrea mortífera. Me da la sensación de que la gente occidental vivimos en una burbuja del bienestar que nos impide ver qué hay más allá. Vamos a sacar una aguja y reventarla, a ver si hace pop. El final de los clichés, el inicio de una labor de complicidad extrema. Estoy muy nervioso.

Tunez_ClaudiaCardinale__ actriz

Claudia Cardinale, actriz tunecina, sonriendo de las expectativas de David

DIFERENTEIvet Prat 

A tan solo unas horas de coger un vuelo rumbo a Túnez, retrocedo en el tiempo y me sitúo en un día en concreto, un martes de febrero de 2019. Seguramente, te estarás preguntado el porqué de esta fecha. Ya te avanzo, no serás ni el primero, ni el último. Pero hoy, te daré la respuesta: ‘el inicio’. Sí, lo sé, tan simple como un inicio, pero no se trata de un inicio cualquiera, sino el de un cambio. A veces, para comprender el sentido de la vida, va bien romper con los esquemas, ¿no? Y eso hice yo. Huir de una vida dictada por el confort y saltar a otra invadida por la ilusión, el afán por descubrir y, sin duda, las ganas de vivir.

Tunez_medina_souk_market__Olgaozik-pixabay

Mercado en la medina de Túnez – imagen de Olgaozik/pixabay

Me permito tomar prestada, sólo por un momento, la expectativa de mi compañera Carla. El viaje que emprendemos a Túnez es un reto, un desafío, en el que seis personas nos adentramos en el día a día de los tunecinos. De ahí, trataremos de acercar a nuestro público la voz de los locales, añadiendo así un toque diferente e innovador. Aún así, tal y como habrás podido leer, mi gran expectativa es ‘Diferente’ ¡Y bien que lo es! Puedo decir que es la primera vez que me embarco en un viaje de investigación y, sólo de pensarlo, ¡tengo el corazón en vilo!

ÁFRICATátylla Carneiro

Tunez_Djerba_Africa__SteCatLliure-pixabay

Hombres amazigh en la isla de Djerba – imagen de SteCatLliure/pixabay

Pisé el continente africano solamente una vez hasta hoy, cuando pasé por el aeropuerto de Casablanca (Marruecos) rumbo a Barcelona. Pero mi sueño de conocer África es antiguo. Y esta va a ser la primera vez que de hecho voy a visitar un país africano: Túnez. O sea, empiezo por la África blanca, por la África árabe, asimismo como por uno de los países más europeizados, democráticos (y quizá feministas) del Maghreb. Por otro lado, empiezo con la oportunidad de conocer a los tunecinos más a fondo. Al fin y al cabo, este no va a ser un viaje turístico, sino un recorrido de estudios, una búsqueda por conocer y definir este trocito de África a través de la mirada de sus habitantes. Para mí, una ocasión perfecta para empezar a aunar mi sueño de viaje con el trabajo de mis sueños. 

EXÓTICOVanessa Beleván 

Tunez_banderas__ziedkammoun-pixabay

Monumento en la plaza de la Kasbah – imagen de ziedkammoun/pixabay

Desde pequeña siempre tuve un interés especial en la cultura árabe. Sus bailes, su lengua, sus tradiciones son cosas que siempre quise apreciar en directo y ahora se podrá dar la oportunidad de hacerlo. Tengo una mezcla entre emoción e intriga pues no se que es lo que me espera al llegar, si todo será como alguna vez lo pensé, o si será algo totalmente diferente. De todas formas estoy muy feliz de poder visitar Túnez y lista para recorrerlo de Norte a Sur.

*Por ahora, las imágenes no son nuestras. Pero, espera que volvamos de Túnez😁

¡Conoce el mapa de nuestra ruta!


 

 

 

Anteriormente en Cartelera Nómada:

Tráiler I: la decisión de la brújula

Como Túnez entró en nuestro mapa

TEASER 1: Aún nos queda un largo recorrido.

Créditos: teaser hecho a partir de extractos del vídeo ‘Sorteo de Destinos’ producido por el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB para el Máster en Periodismo de Viajes 2019.